En ocasiones, debido a situaciones diversas entre ellas desconocimiento, falsedad de información u objetivos específicos en la comercialización de activos financieros, se confunde el significado de la operación a través de contratos por diferencia (CFD) sobre acciones con la inversión a través de títulos accionarios. El tener claro la diferencia ayuda en gran medida a direccionar correctamente nuestros recursos considerando nuestros objetivos y perfil de riesgo.

Cuando se invierte en acciones el inversionista adquiere una parte proporcional de la propiedad de la empresa, es decir, se convierte en socio directo (del porcentaje accionario adquirido), lo que da derechos en el corto y largo plazo. Por otro lado, cuando se opera con CFD sobre acciones, el objetivo principal es especular con los movimientos del precio, el trader solo esta enfocado en obtener una ganancia a través del diferencial entre el precio de compra y venta, sin adquirir ninguna propiedad corporativa ya que, en sí mismo, el contrato es un derivado del activo subyacente (la acción). Lo anterior, entre otras características, es lo que diferencia a ambos instrumentos financieros. Los siguientes puntos son un resumen de las diferencias principales.

  • Regulación:
    • El invertir directamente sobre acciones se puede hacer a través de las Bolsas de Valores en mercados organizados, quienes son las encargadas de listar a las empresas para hacerlas públicas y que estas obtengan un financiamiento para diversos objetivos de crecimiento. Las acciones se emiten en un mercado primario para después comenzar a fluctuar en el mercado secundario y la información está estandarizada para cualquier usuario interesado.
    • Cuando se invierte a través de CFD sobre acciones se estaría operando en un mercado de derivados extrabursátil (OTC, por sus siglas en inglés), en donde también existen regulaciones sobre los Brokers, pero el desarrollo contractual va más personalizado entre el cliente y la institución donde esté operando. Los precios en sí mismos derivan del activo subyacente del que se esté invirtiendo, en este caso de las acciones, por lo que la fluctuación en el título accionario impactaría directamente sobre el comportamiento del CFD.
  • Propiedad y derechos:
    • Al invertir en acciones se obtiene una propiedad proporcional al porcentaje de títulos accionarios que se adquieran de la empresa. Lo anterior brinda derechos corporativos o preferentes a los tenedores (dependiendo del tipo de acción que se refiera).
    • Al invertir sobre CFD sobre acciones no se tiene ninguna propiedad ni derecho, así como tampoco se estaría siendo parte de la sociedad por que en sí mismo no se estaría adquiriendo el título, solo se busca especular por las fluctuaciones del precio a través del contrato por diferencia.
  • Apalancamiento
    • La inversión sobre acciones no se realiza con apalancamiento. Solo se puede adquirir “N” cantidad de acciones al precio de mercado que este fluctuando el título.
    • La operación de CFD sobre acciones si permite el uso de apalancamiento, lo que permite acceder a las fluctuaciones de títulos probablemente más elevados en precio con una menor cantidad de capital.
  • Inversión vs especulación
    • La inversión en acciones se realiza a través de un análisis fundamental extenso en donde se busca un valor teórico o intrínseco, tomando en consideración el comportamiento financiero de la empresa y su contexto.
    • La especulación a través de CFD sobre acciones solo se enfoca en los movimientos del precio, por lo que su principal herramienta es el análisis técnico que busca entradas y salidas dinámicas para obtener una ganancia.
  • Horizonte de inversión
    • La inversión en acciones generalmente tiene un horizonte de inversión de largo plazo, en donde, no importan las pequeñas fluctuaciones, importa más los resultados de crecimiento que vayan teniendo las empresas en el tiempo.
    • La especulación a través de CFD sobre acciones generalmente busca más los periodos cortos de tiempo. Se buscan fluctuaciones pequeñas que brinden una ganancia acrecentada por el efecto de apalancamiento. A pesar de lo anterior, el riesgo también es mayor en el caso de que el mercado se vaya en nuestra contra, ya que las pérdidas también pueden elevarse por dicho apalancamiento.

Lo anterior se pude resumir en el siguiente cuadro:

Diferencias principales entre Acciones y CFD sobre acciones

Fuente: elaboración propia

En conclusión, es importante conocer las diferencias para realizar una correcta estrategia, considerando nuestro perfil de riesgo, así como el horizonte de inversión adecuado a nuestras necesidades, entre otras características.