Los datos de inflación mantienen con alta incertidumbre a los mercados globales en diferentes vertientes. Mercados de valores describen bajas porcentuales considerables, aunado a lo anterior, han ocurrido depreciaciones de importancia en diversas paridades pero, sobre todo, se observa un cambio de visión y perspectiva en el futuro de las economías a nivel mundial.

El día jueves de la semana anterior el Banco Central Europeo (BCE) emitió su decisión de Política Monetaria en donde dejó sin variación a los tipos de interés de referencia en la región, lo que realmente llamó la atención de los inversionistas fue el cambio de perspectiva en el discurso de políticas, las cuales generan un punto de inflexión viniendo de mayormente expansivas y dirigiéndose hacia políticas netamente restrictivas. El fundamento principal es la contención de la inflación, la cual se ha disparado por un cúmulo de variables que, en conjunto, mantienen las variaciones porcentuales en incrementos contantes y elevados. El siguiente gráfico muestra el histórico de variaciones anuales de inflación para la Zona Euro en su conjunto, se puede observar como el incremento en precios se encuentra en niveles máximos, muy por encima del rango mantenido en los últimos 25 años en donde su pico más alto fue del 4%. Por otro lado, es importante apreciar como los incrementos se han dirigido de una forma exponencial al alza en últimos periodos mensuales, muy diferente a cualquier espacio temporal analizado y, sumado a un contexto de crecimiento económico mesurado en la zona, se agudizan los riesgos de entrar a periodos de estanflación en el mediano plazo. [La actualización del último dato oficial de inflación es de 8.1%]

Por otro lado, el día viernes 11 de junio se presentó el dato mensual de inflación de los EE. UU. en donde hubo una variación de precios mayor a lo esperado por el consenso de analistas, con un valor de 8.6%. El dato sorprendió por lo agresivo del incremento, lo que ha agudizado las presiones al Banco Central de la Reserva Federal de los EE. UU. acerca de emitir una política monetaria mayormente restrictiva para frenar de alguna manera el impulso en precios. En el siguiente gráfico se puede apreciar como los incrementos porcentuales se encuentran por encima del nivel máximo en los últimos 40 años, en donde los picos más altos no sobrepasaban el nivel aproximado de 5%.

Los datos de inflación, así como los cambios en las perspectivas de los encargados en la toma de decisiones de control monetario, han impactado en gran medida a diversos mercados, principalmente mercados de mayor riesgo como los accionarios y monedas digitales. Lo anterior es debido a los redireccionamientos de perspectivas económicas, los cuales prevén un escenario de crecimiento disminuido con niveles de precios que no cedan de una manera inmediata en el tiempo, afectando en el mediano plazo el poder adquisitivo de individuos, familias y factores de producción. El Banco Mundial, incluso, hace unos días recortó sus perspectivas de crecimiento de un nivel de 4.1% hacia un nivel de 2.9% en un periodo de modificación de enero a junio del presente año. La realidad es que, si los incrementos en precios no ceden en el tiempo y el crecimiento económico se ve afectado por la coyuntura económica y geopolítica actual, los riesgos de llegar a una estanflación incrementarían de una forma considerable.

Los siguientes gráficos muestran algunos de los principales índices bursátiles que han tenido caídas severas en los últimos tres periodos de negociación. El S&P 500, el índice alemán DAX y el índice Euro Stock acumulan una disminución promedio de 9% aproximadamente, probando en los tres casos soportes técnicos de corto plazo relevantes con presiones mayormente bajistas.

Por otro lado, las criptomonedas han caído de forma abrupta en donde, su referente el Bitcoin, disminuye un 11% aproximado en el intradía, acumulando un 20% de minusvalía a partir de que se comienzan a dar los cambios y presiones en las perspectivas económicas futuras. Importante mencionar la ruptura del soporte técnico de largo plazo en el activo financiero, soporte cercano a los 29,000 dólares por cada bitcoin que incrementa las probabilidades de disminución gradual en el valor.

Sería relevante estar atentos a las noticias de índole económico y financiero que se vayan presentando, siendo una de las más importantes la decisión de política monetaria del Comité Federal de Mercado Abierto de la FED, la cual se dará el siguiente miércoles 15 de junio y donde se espera un incremento de 50 puntos base, manteniendo la línea referente a la visión de políticas restrictivas que sopesen las problemáticas de incremento generalizado en precios.


Referencias

Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, Índice de Precios al Consumidor para EE. UU. y Zona Euro, obtenido de FRED, Banco de la Reserva Federal de St. Louis; https://fred.stlouisfed.org, 12 de junio de 2022.