El informe de las nóminas no agrícolas arrojó 559 mil nuevos puestos de trabajo, el consenso de los analistas esperaba un 650 mil, dato que tomó de manera optimista el mercado debido a que da argumentos a la Reserva Federal para no tocar la posibilidad por el momento de hablar de aumentos en la tasa o iniciar con un proceso de tapering.

Si bien no es un mal dato, todavía se aleja de los objetivos de la Reserva Federal, este dato también nos da una perspectiva donde comienza a haber una sobre oferta de empleos, no hay gente que quiera trabajar para cubrir nuevas vacantes, por su parte la tasa de paro ya se encuentra en 5.8% desde 6.1% del mes anterior, dato previsto por los analistas que esperaba un 6.1%

La siguiente semana la atención de los inversores estará centrada en el dato de inflación del miércoles, si observamos un dato peor de lo esperado comenzaremos a ver presiones sobre el banco central estadounidense, aunque no se descarta que por el momento siga sin tomar en cuenta el aumento de precios y los aumentos de tasas y el recorte de la recompra de bonos pueda ser discusión la reunión de Jackson Hole en el mes de agosto.

El mercado accionario reaccionó de manera positiva, impulsando al precio de las acciones, el rendimiento de los bonos del tesoro a 10 años descendió a 1.58%, el SPX subió 0.88% para ubicarse en 4,229.88 prácticamente en su máximo histórico que se encuentra a 7.54 puntos, esta zona es clave, si supera los 4,237 con fuerza podríamos ver al índice impulsarse hacía nuevos máximos históricos.