La libra gana fuerza frente al yen, llegando al nivel de 156,88 superando el máximo previo en 2018 de 156,60.


La moneda británica se ha fortalecido en las últimas semanas con respecto al yen, debido a las fuertes expectativas de una subida de tasa de interés por parte del Banco de Inglaterra – BoE por sus siglas en inglés. El mercado espera que, Inglaterra sea uno de los primeros en tomar medidas contundentes para mitigar la inflación, ya que varios funcionarios incluyendo al presidente del BoE, Andrew Bailey, han dejado ver su actitud hawkish.

Si bien, se esperaría que el yen japonés actuara como moneda refugio en estos momentos de incertidumbre, a causa de los datos preocupantes de inflación en algunos países y la crisis energética. La realidad ha dejado ver que los inversionistas y especuladores no están alejándose de los activos riesgosos precisamente, por lo que no se esperaría un repunte de la moneda nipona en el corto plazo.

Análisis Técnico

En el gráfico diario del par GBP/JPY se puede ver cómo el par cerró la jornada de lunes superando el máximo de 2018 en 156,60. Por ahora, se podría esperar un momento de consolidación teniendo en cuenta no solo la resistencia que se acaba de cruzar, sino también las bandas de Bollinger. Este indicador nos muestra que, si bien la fuerza es alcista, al ser un movimiento tan acelerado, es posible que el precio vuelva a la media en el nivel cercano a 153,10.

Así mismo, el oscilador MACD nos muestra que la fuerza alcista podría debilitarse en el corto plazo, pues la línea MACD y el histograma se han separado, siendo una señal de la volatilidad presentada en el activo. Por lo tanto, aunque no hayan señales que indiquen que el movimiento alcista ha llegado a su fin, si se podrían esperar pequeñas correcciones bajistas en el precio.

Por Nathaly Avila