El petróleo extendió sus caídas a su nivel más bajo en casi seis meses. Factores como la menor demanda de gasolina en Estados Unidos y los temores de una recesión pesaron en los mercados...

El barril de 'West Texas Intermediate' cayó hasta un 3,2% a US$87,78 el barril, un nivel visto por última vez en las semanas previas a la invasión rusa de Ucrania. El descenso de esta semana fue provocado por datos del gobierno que muestran que los estadounidenses conducen menos que en el verano de 2020.


Los temores de una desaceleración económica se han intensificado junto con los posibles impactos en la demanda de crudo.


La caída de los precios por debajo de los 90 dólares el barril “es bastante notable dado lo apretado que sigue el mercado y el poco margen que hay para aliviar eso”, dijo Craig Erlam, analista senior.

Pero las conversaciones sobre la recesión son cada vez más fuertes y, si se hacen realidad, es probable que modifiquen parte del desequilibrio. Pero no de la manera que nos gustaría”.



Gráfico 1. Futuros del Petróleo WTI en mismos niveles que el 23 de Febrero 2022:


El crudo ahora ha devuelto todas las ganancias alimentadas por la invasión rusa de Ucrania en febrero.


Desde que alcanzó un máximo de más de 130 dólares el barril en marzo, el índice de referencia de EE. UU. se ha visto arrastrado a la baja por las señales de que Moscú todavía está enviando sus cargamentos al mercado mundial y las crecientes preocupaciones de los inversores de que una desaceleración mundial erosionará el consumo de energía.


A pesar de las recientes debilidades de los precios, Arabia Saudita elevó los precios del petróleo para los compradores en Asia a un nivel récord, una señal de que el mayor exportador del mundo ve que el mercado de la región se mantiene ajustado.

La OPEP+ acordó aumentar el suministro en unos escasos 100.000 barriles por día en septiembre, al tiempo que emitió una severa advertencia sobre la capacidad excedentaria "severamente limitada".



Precios:

  • El WTI para entrega en septiembre cayó US$2,55 a US$88,11 el barril a las 11:55 a. m. en Nueva York.
  • El Brent para liquidación de octubre cayó US$3 a US$93,88 el barril.

El mercado del petróleo continúa retrocediendo a la baja mostrando señales de "backwardation"; un patrón alcista en el que los contratos a corto plazo cotizan más altos que los de fecha posterior, pero los diferenciales entre ellos se han reducido notablemente.


Esto indica que la presión física de entregar el producto subyacente está disminuyendo, a medida que la temporada alta de desplazamientos de verano está llegando a su fin.


El aumento de producción extremadamente modesto de la OPEP+ se produjo a pesar de una visita de Joe Biden a Arabia Saudita el mes pasado, cuando el presidente de EE. UU. instó a los productores a aumentar los suministros como parte de sus esfuerzos para controlar los altos costos del combustible.

Aún así, los precios minoristas de la gasolina han caído casi US$1 por galón desde que alcanzaron un récord a mediados de junio, lo que aliviará algunas de las preocupaciones políticas de la administración.


La estructura de precios y condición del mercado del petróleo, muestra que existe una posibilidad de caída en el mediano plazo. A la vez el mercado se encuentra muy sensible a cualquier disrupción de suministro, y esto es un riesgo añadido a la operativa del crudo.



Carlos Valverde @ Tickmill Español,