El peso mexicano inició esta jornada de jueves con un movimiento positivo, alejándose de máximos diarios.

El par USDMXN se había mantenido alcista acercándose a una importante resistencia en 21,3373. Este movimiento demostraba la presión que han estado teniendo diversas monedas de países emergentes, dadas las condiciones de aversión al riesgo actuales.

Durante la jornada de ayer, el precio del par llegó hasta el nivel de 21,3650 el cual no se veía desde el 16 de octubre del presente año. Sin embargo, con el repunte de la moneda mexicana en esta primera hora de la sesión asiática, se podría decir que la resistencia en dicho nivel podría representar un nuevo momento de caída. Además de ser una confirmación del momento lateral que se vive en el par desde inicios de mes.

Se debe tener en cuenta que, a pesar de la aversión al riesgo por una nueva ola de contagios por coronavirus, el USD no se ha fortalecido de manera relevante como para representar un movimiento alcista con respecto al MXN, por lo que si bien no se espera una caída en el par, tampoco hay mayores señales de un movimiento alcista relevante.

En cuanto a los indicadores técnicos, el oscilador MACD y el indicador de tendencia Alligator comienzan a mostrar divergencia con el movimiento del precio, señalando la posibilidad de un descanso de los compradores.

Por Nathaly Ávila

Tenga en cuenta que este material es suministrado para propósitos informativos y no debe ser considerado como asesoría de inversiones. Realizar operaciones en los mercados financieros conlleva un alto riesgo.