El par EURUSD cerró la jornada en verdes llegando al precio de 1,1682 ante un dólar estadounidense débil.

Este jueves se conocieron importantes noticias macroeconómicas para Estados Unidos y la zona euro, las cuales generaron un fuerte momento de compra en el par EURUSD. Por una parte, se conoció que el Banco Central Europeo mantendría sus tasas sin cambios en 0,0 % lo cual, si bien no fue un dato impactante, las declaraciones de la presidenta Christine Lagarde generaron euforia, pues se mantienen las esperanzas de alza en las tasas para el próximo año.

Por otro lado, el dólar estadounidense se debilitó debido a los decepcionantes datos del Producto Interno Bruto publicados por el Departamento de Comercio. El crecimiento del país norteamericano se desaceleró en un 2 % en el tercer trimestre, por debajo de su esperado en 2,7 %. Se ha señalado que esta situación se ha dado principalmente a la fuerte caída en el gasto de los consumidores, y a los problemas de la cadena de suministro que existe en el mundo entero.

Análisis técnico

En el gráfico diario del par EURUSD se puede observar que, el par presentaba una tendencia bajista desde mayo del presente año, la cual alcanzó un mínimo en 1,1524. Sin embargo, el euro ha empezado a retomar fuerzas en los últimos días, y con la subida de hoy se acerca al nivel del 23,6 % del retroceso de Fibonacci en 1,1701 siendo este un posible nivel de resistencia para la jornada del viernes.

En cuanto a los indicadores técnicos, se comienzan a presentar algunas señales, pero sin confirmación. El indicador tendencial Alligator ha comenzado a cruzar sus líneas, pero sin dar una señal contundente de compra. Así mismo, el oscilador MACD se encuentra al alza, pero en territorio de vendedores, por lo que aún se debe esperar a que cruce el nivel de cero, para determinar que efectivamente los toros tienen la fuerza suficiente para continuar el rally.

Por ahora, los niveles a observar son la resistencia en 1,1701 y el soporte en 1,1526 teniendo en cuenta que tras una fuerte subida, suelen haber momentos de consolidación.

Por Nathaly Avila