Los principales índices accionarios en Europa se mantienen con un tono de optimismo, principalmente el principal indicador de la bolsa alemana Dax quien sigue rozando máximos históricos, aunque los 15,500 puntos siguen siendo una barrera importante.

Al parecer los inversores tienen confianza en el futuro de la economía alemana, el Índice de Clima Empresarial IFO ya se encuentra en 99.2 puntos, superando la expectativa de 98 por el consenso de los analistas, en cuanto al Índice de Expectativas IFO subió a 102.9 desde 99.5 del dato arrojado en el mes de abril y contra los 101.4% esperado por los especialistas.

Por su parte el Producto Interno Bruto de Alemania se contrajo 1.8% contra el – 1.7 % que estimaban los analistas, esta caída se presenta debido a las nuevas medidas de contingencia que se llevaron a cabo a principios de año debido a los nuevos rebrotes de Covid en aquel país.

Sin embargo, existe un ambiente de optimismo debido a la reapertura económica en la zona euro por el avance de las vacunas y la mejora en algunos indicadores económicos lo que podría seguir impulsando al índice DAX.

Técnicamente podríamos encontrar una zona importante de congestión en los niveles de 15,500 puntos, que al menos en la sesión de hoy comenzo a mostrar un ligero agotamiento que se acompaño con un considerable volumen de venta, si pierde este impulso podríamos observar un retroceso al menos hacía las 14,800 unidades.