El XAUUSD se mantiene en precios cercanos a $1.760 la onza troy. Lo que muestra que, si bien existe incertidumbre en el mercado, el apetito al riesgo aún no se ha eliminado.


El metal tuvo una jornada de martes principalmente alcista llegando al precio de $1.769 la onza troy, impulsado por una apertura pesimista en los mercados europeos y americanos. En Alemania se dieron a conocer los datos de sentimiento de mercado ZEW, los cuales decepcionaron al ubicarse en 22,3 contra un pronóstico de 23,7. Así mismo, al inicio de la sesión americana se conocieron los datos de empleo JOLTS de Estados Unidos, los cuales también fueron negativos al ubicarse en 10.44M versus un esperado de 10.95M.

En otras noticias, el Fondo Monetario Internacional bajó su pronóstico de crecimiento global, dada la creciente crisis energética en Asia y Europa, las preocupaciones por estanflación y las medidas adoptadas por los diferentes bancos centrales. Aún así, el oro no logró mantener el movimiento y bajó nuevamente a niveles de $1.760 mostrando que la aversión al riesgo no es tanta como para mantener al activo refugio en verdes.

Análisis técnico

En el gráfico de 4 horas del XAU/USD, se puede apreciar como el movimiento bajista de las últimas horas de la jornada recorto casi todo el terreno ganado por los toros al inicio del día. Sin embargo, al analizar el indicador tendencial Ichimoku Kinko Hyo se puede ver que no se espera un movimiento importante bajista para el futuro, pues la nube del indicador se ubica por debajo del precio.

Al revisar el oscilador RSI, se podría pensar que el oro tendrá un movimiento lateral durante la jornada del miércoles, pues el oscilador se ubica en el nivel de 50. Esto significa que ni compradores ni vendedores tienen la fuerza suficiente para generar un movimiento decisivo en el par.

Por ahora, se podría esperar que el oro oscile en los niveles actuales, teniendo como soporte importante el nivel de $1.750.

Por Nathaly Avila