El informe de ofertas de trabajo superó las expectativas de los analistas, el consenso esperaba que el dato reflejara 10 millones de vacantes en el mes de julio, se generaron 10,934 millones, una cifra sorpresiva, un récord histórico en los últimos 20 años.


Las industrias que lideran este aumento en las ofertas de empleo fueron la atención médica y la asistencia social quienes sumaron 294 mil, financiero con 116 mil y alojamiento y alimentación quienes agregaron 115 mil. Estas cifras contrastan con un alto número de estadounidenses que siguen recibiendo subsidio por desempleo debido a la pandemia, aunque estas ayudas están por terminar.


Seguimos observando un mercado laboral sobre calentado, los empleos ofrecidos superan por 1.7 millones a los ciudadanos desempleados, las razones pueden ser que algunas personas prefieran seguir recibiendo el subsidio antes de buscar trabajo, causando desequilibrio en el mercado laboral, aunado a esto el número de renuncias en el mes de julio aumentó considerablemente presentando 103 mil abandonos de empleo.


Este desequilibrio en el mercado laboral podría agudizar los temores sobre futuras presiones inflacionarias, la escasez de mano de obra podría impulsar un aumento sustancial en los salarios, sin embargo como los programas de asistencia están a punto de expirar, probablemente muchas de estas vacantes serán ocupadas, debido a que la gente se tendrá que reincorporar a la fuerza laboral, a la expectativa de que vuelvan medidas de confinamiento, pero creemos que será complicado regresar al escenario de 2020 debido al avance sustancial en la vacunación.