Hoy se presentó el dato de las Nóminas no Agrícolas en Estados Unidos, el consenso de los analistas esperaba una cifra cercana a los 750 mil empleos generados en agosto, sin embargo, sólo se generaron 235 mil, un número decepcionante contra las estimaciones, algunos expertos argumentan que está caída se debió al riesgo de la variante Delta del COVID, pero la economía ya venía presentando signos de debilidad.



Esta ralentización en la economía estadounidense más las fuertes presiones inflacionarias, harían que se condujera a un escenario de estanflación, lo que complicaría el panorama para la Reserva Federal y sus planes de tapering, generando un estado de incertidumbre sobre la conducción de la política monetaria para los siguientes meses.



Por su parte la tasa de desempleo, se ubicó en 5.2%, en línea con el consenso y tuvo un avance gradual contra del 5.4% del mes anterior, respecto a la tasa de participación se mantuvo prácticamente sin cambios en 61,7%.




El dato de peso para el mercado fueron las Nóminas no Agrícolas, los mercados reaccionaron de manera mixta, un día con un bajo volumen de operación previo al feriado por el día del trabajo del próximo lunes 6 de septiembre, el foco de atención del mercado se centrará en la próxima reunión de la política monetaria y los datos de inflación.



Los tres principales índices se mantienen con fortaleza alcista, sin embargo, en la última semana comenzamos a ver señales de agotamiento, en un mercado sobrevalorado que está altamente correlacionado con los movimientos de la Reserva Federal y ante un escenario económico menos alentador.