El día de hoy observamos un dato optimista en el mercado laboral, las solicitudes por desempleo se ubicaron en 340,000 reclamaciones en la última semana de agosto, contra las 354,000 de la semana anterior, por su parte las solicitudes continuas descendieron a 2.75 millones.


Los datos de empleo son una de las variables en las que la Reserva Federal está poniendo su foco de atención, algunos factores serán determinantes para la evolución de este indicador en las siguientes semanas, veremos qué impacto tendrá la variante delta, las afectaciones del huracán Ida y los efectos que traerá la eliminación del subsidio otorgado por apoyo a la pandemia, aunado a algunas variables macroeconómicas como el consumo y producción que han presentado un estancamiento en los últimos meses.

La atención del mercado estará puesta en los datos de las nóminas no agrícolas y la tasa de desempleo, en el caso de las nóminas el consenso de los analistas espera que se hayan añadido 750,000 nuevos empleos, en el caso de la tasa de desempleo la expectativa es que baje 5.2%, un escenario optimista por parte la mayoría de los expertos.

La evolución del mercado laboral apuntaría a que el banco central estadounidense tenga un argumento más para considerar el inicio del tapering, debido a que este avance en el empleo va en camino hacía su objetivo, las siguientes semanas serán claves para los datos económicos, sin embargo desde nuestra perspectiva nos mantenemos cautelosos y creemos probable que los datos que se presenten este viernes decepcionen a los analistas, debido a el enfriamiento de algunas variables clave que mencionamos anteriormente.