Cuando se realizan operaciones de inversión o especulación en algún tipo de mercado financiero, es importante tener en cuenta el horizonte de inversión, así como los objetivos en la búsqueda de beneficios, los cuales tengan que ver con nuestro perfil de riesgo y personalidad.

Complementando lo anterior, al realizar estrategias de Trading, implícitamente se estaría pensando considerar posturas de entrada mayormente dinámicas en los diferentes mercados, por lo que el enfoque de corto plazo se ajustaría más a estas necesidades de operación. Existen tres tipos de estrategias que consideran temporalidades de menor duración, las cuales son las siguientes:

  • Swing trading: las operaciones en este método generalmente se mantienen más de un día hasta algunas semanas. Por lo regular se buscan tendencias marcadas para obtener un beneficio a través de la combinación de análisis técnico y análisis fundamental de algún activo. La atención requerida al gráfico no debe ser tan exhaustiva, pero si el fundamento de entrada respaldado por la estrategia utilizada. La temporalidad empleada en este rubro generalmente son velas diarias y/o probablemente de horas.
  • Day trading: se refiere a un método de entrada y salida dentro del mismo día de operación (entre apertura y cierre del mercado que se esté operando). Se requiere amplio conocimiento estadístico y de mercado para poder tener operaciones asertivas. Las herramientas de análisis generalmente utilizadas en este método son las referentes al análisis técnico, pero los operadores intradía están muy pendientes de las noticias de análisis fundamental y su interpretación que puedan anticipar un movimiento e impacto sorpresivo en sus resultados. Este método requiere alta atención en el gráfico mientras se utilizan temporalidades de horas e incluso minutos.
  • Scalping: este tipo de operaciones generalmente dura minutos. Los operadores de scalping buscan ganancia en pequeñas variaciones de precios, pero teniendo mayor dinamismo de entradas y salidas que otro tipo de traders. Los operadores de scalping requieren un amplio conocimiento de diversas herramientas de análisis técnico y la asertiva combinación entre las mismas, dependiendo de las características de cada trader. En esta modalidad de operación se necesita atención total en el gráfico durante el proceso de cada entrada hasta su salida.

Por lo anterior, es importante conocer nuestras características personales, así como tener claros nuestros objetivos de inversión, para así poder utilizar las herramientas y temporalidad adecuadas en cada operación.